BON TEMPS

cropped-Villas-banderas-sombra-2.jpg

bontemps 2015En 2001, Villas del Cantábrico compró a sus anteriores propietarios el velero de época Bon Temps (1926), uno de los 12 veleros más antiguos de España, posibilitando la práctica de la vela de formación, “sail training” a la vez que poniendo en práctica el concepto “buque-escuela”.

Con esta embarcación se participaría en el que sería el primer evento de grandes veleros que acogió el mar cantábrico, en la bahía de Santander en verano de 2002 y se mantuvo la actividad divulgativa del proyecto “buque-escuela” hasta el año 2016, en que fue donado íntegramente y sin coste alguno, junto con toda su equipamiento, a la asociación “Amics del Bon Temps” en Barcelona presidida por D. Santiago Godó para que continuara con la labor cultural y docente del velero y garantizara la conservación y mantenimiento de dicha embarcación con el objetivo de cumplir los 100 años en 2026.

Durante casi 15 años, el Bon Temps se convirtió no sólo en la mejor manera de divulgar y promocionar los fines fundacionales de Villas del Cantábrico, sigo que además fue el verdadero nexo de unión de un colectivo que se mantiene hoy más vivo que nunca camino a los 20 años de existencia.

bon temps 18a

Haciéndose evidente que sin barco, tanto el proyecto como el resto de actividades de la Fundación se fragilizaban, y después de estudiar las posibilidades y opciones de adquirir un nuevo barco, finalmente se compra un velero de eslora similar aunque con más volumen, espacio en cubierta y robustez, y con una apariencia clásica y evocadora que siguiera recordando el “espíritu” de su predecesor.

El nuevo “Bon Temps”, es un diseño del prestigioso ingeniero German Frers, botado en 1980, con muchas de las cualidades de un antecesor pero más sencillo en cuanto a su mantenimiento y con más posibilidades de navegación, sobre todo en el mar Cantábrico.